Pastor anuncia un Plan de Infraestructuras, Transportes y Vivienda

En este plan se invertirán 225.000 millones de capital privado en 12 años.

  eurolosa infraestructura

Tras calificar de “muy complicada” la situación heredada por el anterior Ejecutivo, la ministra de Fomento, Ana Pastor, explicó el pasado jueves 9 de febrero en sede parlamentaria que ‘la deuda de las empresas que forman el Grupo Fomento es de alrededor de 40.000 millones de euros, lo que representa algo más de tres puntos del PIB’. Así, explicó que solo en carreteras se ha descubierto un compromiso de gasto para este ejercicio de 3.145 millones cuando el presupuesto de 2011 era de 2.357 millones. Esto supone un déficit de casi 800 millones, más otros 900 millones adicionales de gastos no contabilizados. Y apenas otro ejemplo: ‘En ferrocarriles se necesitan 28.115 millones para llevar a término todas las obras iniciadas y no pagadas’, añadió Pastor.

Una vez descrito el panorama actual, y cuando todo apuntaba a que iba a anunciar otro duro plan de ajuste, la ministra proclamó la puesta en marcha de un nuevo programa de inversiones a largo plazo. Superado el PEIT y el exiguo PEI, Fomento se comprometió a poner en marcha el Plan de Infraestructuras, Transporte y Vivienda (Pitvi). Tendrá como horizonte temporal el año 2024 y, según la ministra, contará con una relevante inversión derivada de las aportaciones presupuestarias, los fondos europeos y la participación del sector privado.

Mantener el 1,25% del PIB

Los primeros cálculos efectuados por los técnicos del ministerio estiman que podría movilizar inversiones por valor de 225.000 millones de euros, sin tener en cuenta el escenario macroeconómico y los fondos europeos que podrían obtenerse. Si se confirmara esa cifra, supondría mantener un nivel de inversión de poco más de 18.700 millones al año (el 1,25% del PIB), cuando en los últimos ocho ejercicios el PSOE recordó ayer que el nivel alcanzado superó los 20.000 millones, el 1,6% del PIB.

‘El tiempo de las obras faraónicas, los convenios sin dinero, las terminales sin pasajeros o las autovías sin tráfico se ha terminado’, afirmó Pastor antes de detallar algunas de las actuaciones que prevé incluir en dicho programa.

En lo que sí insistió es en que pretende que la nueva planificación se realice con la participación de todos los grupos políticos, a los que instó a suscribir un pacto de Estado por las infraestructuras, el transporte y la vivienda en España.

El plan contará con una financiación pública, estable y consolidada en el tiempo y a la vez se recurrirá a fórmulas de colaboración público-privada equilibradas y viables; se regirá por el principio del máximo rigor económico en la priorización de inversiones, que significa invertir mejor, y servirá para reforzar la visión de conjunto del sistema de transporte mediante la intermodalidad. Todo ello bajo una visión de movilidad sostenible, que garantice el respeto al medio ambiente.

Para volver a atraer a la inversión privada, Pastor explicó que se modificará la normativa sobre autopistas de peaje para establecer un nuevo modelo concesional. Este aspecto fue sin duda el más aplaudido ayer por el sector. La patronal CNC (Confederación Nacional de la Construcción) celebró el plan a la espera de conocer más detalles del mismo.

Las cifras:

– 52.403 millones de euros serán destinados a proyectos de carreteras. Unos 4.367 millones al año.

– 25.000 millones para inversiones en alta velocidad.

– 40.000 millones de deuda tienen las empresas de Fomento.

Reunión ayer de Fomento y la CEOE

Precisamente ayer martes, la ministra de Fomento, Ana Pastor, y el presidente de la CEOE, Joan Rosell, mantuvieron una reunión en la que destacaron la importancia de la participación público-privada en el desarrollo de las infraestructuras como medio para impulsar la creación de empleo, y un camino fundamental para abordar los proyectos pendientes en nuestro país y dentro del marco del futuro Plan de Infraestructuras, Transportes y Vivienda (Pitvi).

También destacaron la capacitación técnica de las empresas españolas, que han sido objeto de adjudicaciones de gran relevancia en el ámbito internacional, y se han comprometido a seguir apoyando la proyección de internacionalización de las empresas.

Por último, la ministra de Fomento y el presidente de la CEOE acordaron la creación de mesas de trabajo para analizar las cuestiones más destacadas del Pitvi y establecer así mecanismos de colaboración futura.

Fuente: http://www.fomento.gob.es/mfom/lang_castellano/